Hay multitud de diferentes colores de pogonas vitticeps debido a los cruces que se han ido haciendo con el paso del tiempo. Genéticamente se han conseguido pogonas con menos espinas (si quieres saber más ve a la sección de Tipos de Pogonas) o con distintos colores, como vamos a ver ahora. Al haber tantas fases es posible que algunos nombres varíen cuando practicamente es la misma pogona, pero aquí vas a encontrar los más importantes.

Colores de pogonas

En esta lista encontrarás los distintos colores de las pogonas vitticeps separados en varios colores principales como el amarillo y rojo. A su vez, dentro de ellos encontrarás los distintos tipos de tonalidades de color. Cuando hablamos de los colores de las pogonas, hay que tener en cuenta la genética de las pogonas vitticeps. Hypo y trans entre otras, ya que puede hacer que el dragón tenga otro color distinto, aunque no es una regla, ya que podemos conseguir ejemplares contrarios a su morfología. Por ejemplo podemos encontrar una pogona de color oscuro, pero con hipomelanismo (que le daría unas uñas blancas y un color más claro).

Para conseguir los colores de las pogonas entran en juego los genes de los ascendientes, que no se limitan a solo uno o dos, ni tampoco están asegurados. Muchas veces entra en juego el azar en las mutaciones, por eso el mundo de los colores de pogonas es bastante más profundo de lo que parece.

Tenemos que tener en cuenta que las pogonas no cambian de color una vez son adultas. Aunque sí podremos ver una ligera variación del color desde que son unas crías hasta que crecen.

Cuando vayamos a comprar un dragón barbudo con algún color en especial sin verla físicamente, tenemos que tener cuidado porque mucha gente le da un nombre que no se corresponde. Además su coloración también puede variar ligeramente por la calidad de la foto,  su estado de ánimo y salud así como también la temperatura.

Pogona Nominal

Cuando hablamos de una pogona nominal nos referimos a la fase “original” y sin ninguna mutación. Es la pogona más común que podemos encontrar para comprar en tiendas de animales. No tiene ningún patrón de color en especial y suele ser de color marrón y gris con pequeñas tonalidades amarillas o rojas. Normalmente tampoco tiene ningún rasgo como hypo o trans.

Pogonas Amarillas

Las pogonas amarillas son las fases más comunes debido a su semejanza con su patrón de colores nominal. Además también se pueden encontrar estos colores en su hábitat natural de Australia. Normalmente las pogonas baby no tienen un amarillo tan acentuado (suele ser tirando a una coloración verde) y conforme van creciendo ya van adoptando su coloración amarilla tan característica. También se les conoce por su nombre en inglés pogona yellow.

Pogona Gold

Las pogonas gold se consiguen juntando dos ejemplares que tengan una tonalidad amarilla más fuerte. Se trata de un amarillo muy vivo e intenso llegando a un dorado. La fase gold fue de las primeras fases que más de moda se pusieron, en parte por la facilidad de criarlas. Si quieres comprar una pogona gold, no deberías tener muchos problemas en encontrar a algún criador con estos ejemplares.

Pogona Citrus

La pogona citrus no deja de ser una pogona gold con un amarillo todavía más fuerte. Debido a eso, a veces podemos ver que nombran una gold como Citrus y viceversa. Al fin y al cabo, cada persona le da su propio nombre y no hay una regla establecida de la intensidad del amarillo que podamos seguir. Así que todo queda a ojos del que tiene que evaluar su coloración.

También es posible que encontremos esta fase como “super citrus” aunque no deja de ser una forma de marketing. Es otra forma de describir su color amarillo intenso.

Pogonas Rojas

Aunque tenga un color tan llamativo, las pogonas rojas son otra fase fácil de encontrar al igual que las amarillas. Esto es debido a que podemos encontrar pogonas con tonalidades rojas en su hábitat natural en Australia.

Dentro de las pogonas rojas, podemos encontrar varias tonalidades de rojo o una mezcla con otros colores como el amarillo. Aunque eso lo trataremos más en profundidad en la sección de “Mezcla de colores”.

Pogona Red

Como su nombre indica, una pogona red tiene una coloración roja por todo su cuerpo. Las pogonas rojas suelen conseguirse juntando a dos ejemplares que tengan tonalidades rojas. Con los sucesivos cruces, cada vez se consigue un color rojo más fuerte. Normalmente tienen el rasgo trans además de los ojos negros. Contra más vivo y rojo sea el dragón barbudo, más preciado es el dragón.

Pogona Blood Red

Una pogona blood red se caracteriza por tener un rojo todavía más profundo, aunque no deja ser un nombre comercial. Para conseguir ejemplares con este color, simplemente tenemos que seguir cruzando las pogonas con los tonos rojos más fuertes que tengamos.

Podríamos decir que es la contraparte de las pogonas gold o citrus, pero en lugar de una coloración amarilla, con color rojo.

Pogonas con mezcla de colores

Además de los colores más predominantes (amarillo y rojo) también podemos encontrar mezclas de estos colores. Siempre dependerá de la persona para ponerles un nombre describiendo su color, ya que a veces no hay mucha diferencia en su color.

Redgold

En un principio no había terminología para representar este tipo de color en la pogona, pero para darle algo más de salida y marketing al final se ha optado por llamarlas así. Para tener una pogona redgold tenemos que juntar una pogona red con una pogona gold. El resultado es una pogona prácticamente corriente pero con tonalidades amarillas y algo más de color rojizo o ligeramente anaranjado pero sin llegar a ser muy característico. Muchas veces la encontraremos con la etiqueta sandfire o incluso utilizando el exinto término de pogona tiger.

Si tienes una pogona roja y estás interesado en criar más pogonas para conseguir otras fases, es mejor que la juntes con otros ejemplares, ya que solamente podremos conseguir naranjas.

Pogona Naranja

La pogona naranja o también nombrada en inglés como orange, normalmente se le menciona con la etiqueta de sandfire por el criadero. El color suele ser por todo el cuerpo o con patrones diferentes. Podemos conseguir esta coloración cruzando redgold que tengan el color naranja más intenso.

Pogona Sunburst

La pogona sunburst (no confundir con la etiqueta sandfire, que hay gente que la llama sunfire) es una pogona gold o citrus con su característico amarillo. Pero con la diferencia de que tiene unas marcas de color naranja por toda su espalda (si es una tiger normalmente lineas) y también su cola se torna de un color anaranjado.

Pogona Sandfire

La pogona sandfire no es una fase real, es un nombre comercial, al igual que blood o red dessert. Su nombre proviene de la empresa creada en 1993 por Robert (Bob) Mailloux, Sandfire Dragon Ranch. Esta empresa comenzó a criar pogonas de calidad con morfologías distintas y su popularidad creció rápidamente.

Podemos encontrar distintas pogonas de colores con este terminología. Sandfire Gold, Sandfire Red y RedGold que sería una mezcla de esos dos colores y muchas más. Aunque todas estas denominaciones no dejan de ser una etiqueta, marketing. En conclusión, podemos encontrar estos mismos patrones de colores en otros dragones sin que sean “sandfire”.

Pogona azul

Si buscas una pogona azul, no la encontrarás fácilmente ya que son muy raras. Lo más parecido que se puede conseguir es juntando dos pogonas trans (translúcida). Este rasgo le dota de una piel más transparente, por lo que podemos verlas azuladas, especialmente cuando son unas crías. Pero conforme vayan creciendo, perderán ese color azulado ya que no lo retienen.

También algunas paradox poseen tintes azules o morados, pero suele ser poco característico.

Pogonas Blancas

Este color (o más bien la ausencia de él) se ha puesto de moda entre los amantes de las pogonas, ya que son fases muy curiosas y preciosas. Una pogona blanca, además de las albinas, podemos encontrarlas en otras fases sin patrones o colores. Entre ellas están las Snow, Zero, Witblits y la fusión de las dos Wero. En el caso de las Witblits, no siempre son blancas, se suelen encontrar con un tono amarillento tirando a marrón, pero creo que es mejor mostrarla en la sección de las pogonas blancas por sus particulares tonalidades.

Pogona Albina

Una pogona albina se produce debido a una mutación genética. Se caracterizan principalmente por un color prácticamente blanco con tonos rosados y unos ojos rojos. En el caso de que tenga los ojos negros u otro color que no sea el rojo, no se trata de una albina, lo más seguro es que sea una snow (si tiene patrón) o zero (si no tiene patrón).

Pogona Snow

Dentro de los dragones barbudos blancos podemos encontrar la fase Snow. Esta fase no tiene ningún pigmento en la piel por lo que conseguimos una pogona blanca, aunque sí tienen patrón. Podemos diferenciar esta fase de las albinas principalmente porque no tienen los ojos rojos. También suele tener el rasgo hypo.

Para conseguir una pogona snow prácticamente al 100%, tenemos que cruzar dos ejemplares snow. Si quieres comprar una pogona blanca o snow, tendrás que buscar entre los distintos criadores.

Pogona Zero se trata de un dragón barbudo blanco

Zero

Se les llama Zero porque no tienen ningún patrón ni ningún color, aunque suelen variar entre blanco y un gris claro llegando a plateado si tiene algún rasgo hypo o trans.

Pogona witblits una pogona prácticamente sin colores

Witblits

Tras descubrirse la fase Zero, se encontró la fase Witblits. No tienen patrón (patternless) y su coloración es un blanco plateado o con tonalidades rosadas o amarillas.

Una de las últimas morfologías conseguidas

Wero

Como su nombre deja entrever, Wero es la combinación de Zero y Witblits. Se parece bastante a una pogona Zero pero suele tener el cuerpo y la cola más oscura o tener manchas.

Pogona Paradox

Por último tenemos a las pogonas paradox. Poseen un tipo de coloración anómala que no se puede replicar en su descendencia, ya que es aleatorio. No tiene ningún patrón definidido y los colores son muy variados, llegando hasta colores únicos como el azul o morado (como podemos ver en los brazos de la imagen). Debido a eso son muy raros, aunque se cree que juntando algunos genes específicos se puede aumentar la probabilidad de conseguir un paradox.

Compartir