Pogona muda de piel

Normalmente cuando la pogona muda de piel lo hará ella solita y no deberemos hacer mucho, aunque siempre es recomendable intentar preparar todo para que lo haga sin problemas y ayudarle si vemos que no muda bien. Pese a que los dragones barbudos sean fuertes, ¡tenemos que cuidarlos de la mejor manera posible!

una pogona mudando piel

¿Cuándo muda de piel una pogona?

Las pogonas suelen mudar de piel regularmente (sobre una vez cada mes / dos meses) especialmente cuando son bebés o jóvenes, ya que tienen que ir renovando la piel a la vez que van creciendo. Podemos apreciar cuando va a comenzar a mudar porque les cambia el color de la piel, tornándose gris/oscuro.

En este estado es posible que incluso veas como se le hinchan los ojos ligeramente.

En el caso de una pogona adulta, normalmente muda unas dos veces al año, aunque no es una regla fija y es posible que solamente mude una vez al año. El objetivo de renovar la piel, al no tener que crecer más, es el de eliminar cualquier tipo de parásito que tenga por el cuerpo.

¿Cuánto tarda en mudar?

El tiempo que tarda en mudar varía de una pogona a otra. Algunas pueden mudar en un par de horas y prácticamente ni te enterarás. Otras en cambio pueden tirarse un par de días para mudar e incluso es posible que muden la piel “a trozos”. Como por ejemplo que primero mude la cola o una pata separada de otras partes del cuerpo.

También hay que tener en cuenta que en este período es posible que le cambie ligeramente el humor y que cambie su comportamiento.

El proceso de mudar la piel le provoca picores, así que imagina cual sería tu humor si te pica todo el cuerpo.

Problemas de una mala muda de piel

Aunque parezca inofensiva, es posible que una mala muda de piel pueda provocarle problemas a nuestra pogona. Lo más común es que se quede algún trozo de piel y no se lo pueda quitar (lo más común suele ser en los dedos). Si esta piel no es retirada, lo más posible es que produzca algún tipo de corte de circulación, llegando a tener que amputar algún dedo en casos más graves.

Para retirarle la piel en estos casos, podemos utilizar un cepillo de dientes con cerdas suaves o una toallita húmeda y quitarla con mucho cuidado.

¿Por qué muda mal?

Una de las posibilidades de que mude mal la piel es porque el terrario tiene un nivel de humedad extremadamente bajo. Aunque no hay que olvidar que las pogonas son reptiles que viven en ambientes desérticos, por lo que hay que buscar siempre el nivel óptimo de humedad del terrario que suele rondar el 35-40%.

Otro motivo puede ser debido a una mal nutrición, ya que necesita estar sano para hacer el cambio de piel. Aunque obviamente este sería el menor de los problemas, recuerda alimentar correctamente a la pogona para que se encuentre fuerte y sana.

¿Que podemos hacer para ayudar?

Para que nuestra pogona mude más fácilmente, podemos ayudarle de las siguientes formas:

  • Podemos darle un baño de vez en cuando para que se hidrate la piel y se puede retirar más fácilmente. O simplemente podemos echarle un poco de agua en la piel en forma de spray para hidratarle (aunque sin pasarse, ya que puede elevar el nivel de humedad del terrario sin querer).

Mantener hidratado al dragón barbudo es recomendable para que logre mudar correctamente.

  • Es recomendable dejarle algún tipo de objeto con el que se pueda “rascar” dentro del terrario como podría ser una piedra.
  • Retira toda la piel que haya dejado por el terrario tras mudar la piel.
  • Recuerda revisar siempre la cola y las patas, incluyendo los dedos, cuando haya terminado de mudar. Estos puntos son los más peligrosos, ya que una mala muda puede apretarle y llegar a provocar un corte de circulación. Para retirar esta piel más problemática, también existen en el mercado unos productos que mezclados con agua, supuestamente ayudan a retirarla sin problemas.
dragon barbudo muda piel en la cabeza

Evitar arrancar la piel

Lo que sí debemos hacer es evitar arrancar la piel directamente. Por ejemplo, si vemos como nuestra pogona tiene restos de piel en la espalda o alrededor de la cabeza puede tentarnos arrancarla, pero solamente deberíamos hacerlo cuando esa piel se encuentra completamente “seca”. Si no lo hacemos así, al arrancarle la piel le podemos hacer daño o llegar a provocarle una herida.

No le arranques la piel salvo que creas que es absolutamente necesario.

Compartir